Página de inicio
Documentación
Centro de aprendizaje
Paquetes de aplicaciones
Eventos
Contáctenos Empleos Soporte

Applicaciones

Si está fabricando productos completos, probablemente tenga una línea de ensamblaje. A medida que la fuerza laboral envejece y los trabajadores calificados se vuelven más difíciles de contratar, los empleados que permanecen se ven sometidos a una mayor presión para hacer el trabajo al ritmo requerido.
Los cobots pueden ejecutar un proceso de ensamblaje completo y realizarlo de manera repetible. Pueden ubicar piezas en entornos semiestructurados, clasificarlas por color o forma, agarrarlas con la cantidad justa de fuerza y colocarlas con precisión en los otros componentes del ensamblaje. 
Ahora es posible automatizar algunos de los trabajos más difíciles y pesados en la fabricación. Los cobots le permiten programar rápidamente una aplicación de acabado en la que el robot lleva una pieza a una herramienta rotatoria externa. 
Además, si monta una herramienta orbital en el robot, puede programar cualquier trayectoria de acabado en minutos con menos de 10 puntos de referencia. También puede compensar el desgaste externo de la herramienta utilizando el control de fuerza del robot.
La supervisión de máquinas es uno de los usos más comunes de los robots colaborativos en el mercado. Un proceso robótico de supervisión de máquinas se puede repetir sin cesar, siempre que el robot reciba continuamente piezas en bruto. 
Algunas industrias usan robots para un solo paso de producción, como vaciar máquinas de moldeo por inyección o máquinas CNC. Cuando la producción funciona las 24 horas del día, los robots le permiten minimizar el tiempo de ciclo y ejecutar el proceso de forma continua mediante la eliminación de piezas del área de trabajo de la máquina.
Las aplicaciones de recolección y colocación, que a menudo se encuentran entre cada tarea de valor agregado en un proceso de fabricación, son un mal necesario. Consisten en recolectar literalmente materias primas, piezas de trabajo, productos terminados o paquetes y colocarlos en otro plano de trabajo para continuar el proceso. 
Esta operación ha sido realizada por humanos desde el inicio. Hoy, nos esforzamos por automatizar estas tareas y liberar las manos humanas para que puedan aportar más valor a su empresa. Los cobots pueden realizar fácilmente esta acción tediosa, y pueden hacerlo 24/7. Con múltiples efectores finales disponibles, tenemos una solución para casi cualquier situación.
No importa lo que haga como fabricante, lo más probable es que tenga puntos de control de inspección de calidad donde se prueba su producto. Si se omitió un paso o una pieza está defectuosa, el proceso de prueba de calidad activará un error que se lo hará saber.
Este tipo de pruebas puede tener ciclos de ejecución largos que requieren operaciones muy simples, como presionar una secuencia de botones. Los cobots tienen una interfaz fácil de usar que le permite al usuario ajustar la velocidad, la fuerza y la posición, lo que los convierte en la herramienta perfecta para la tarea. 
Si su negocio se dedica a la producción, de seguro tiene al menos una estación de paletizado. Paletizar es una tarea simple y repetitiva. Además, es una de las aplicaciones más comunes que se les da a los robots en muchas industrias. De una forma u otra, todos los productos deben embalarse y, a menudo, los robots colaborativos son más apropiados que los humanos para realizar el paletizado.